domingo, 6 de mayo de 2018

EL CAMINO DE NUESTRAS VIDAS


Hay un punto donde se divisa el mundo... donde se traspasan muros... donde observas con claridad tu alrededor...
Es en esa cima de una montaña aposentada por una base que se creo con una ilusión fértil de esperanzas... creencias... pasiones encaminadas hacia seres que veneraban la inteligencia... la sensibilidad... el amor entre sus corazones... sentimientos que se despegaban para adherirse en cada rincón de la piel del alma...

Nos guiamos por nuestros ojos... nuestros sentidos que viajan por la vida... de entre las estrellas nuestro punto de referencia en medio de tanta grandeza... hacia ese largo camino que queremos recorrer acompañados por la imaginación y el sueño de un corazón que siente la libertad...

Por la Luna, nuestra fiel compañera... la que nos sonríe en la noche y su encanto embellece el misterio de su silueta...
Por la luz, que ilumina nuestro camino... un camino que compartimos sin  saber si esa posibilidad de soñar juntos se desvanecerá en el tiempo... o en el tiempo que tarda nuestro destino en si vivir una unión así será siempre guardada en nuestra memoria y su sentir en el corazón...

Contemplamos la Luna cuando nos alumbra en la noche... mientras tu y yo imaginamos que el mundo es nuestro... viendo que el hilo invisible que nos envuelve acaricia nuestra alma… llevándonos hacia ese camino con esos paisajes que nos visten de pétalos de rosas...

El pasado puede marcar nuestro destino y a veces ese destino es difícil entenderlo, pero si nos quedamos sin hacer nada, perderemos conocimientos en el camino de nuestra vida...
Se puede percibir si estas atenta con los mínimos detalles de esta vida, que guardándolos en tu memoria, se podrán montar esas piezas que nos harán delatar su profundidad...

Tu gran corazón de cristal... que latía por la vida... con el sol iluminando sus alegrías y con la luna cobijándolo de sus tristezas...

Te encontré por una casualidad que desvió mi camino hacia ti... por el instinto de percibir que realmente los caminos se cruzan inevitablemente originando que nuestra forma de vivir y andar por la vida cambie... se integro de entre todos los sentires de nuestro corazón... para no perder en el horizonte el sentimiento de la pasión...

Esa sensibilidad que hay en ti... es la fuerza de tu corazón que quiere vivir intensamente... aunque para ello se tenga que arriesgar para encontrar la llave de tus inquietudes.

Por tus ojos desfilan mil sensaciones ante la vida... es una fuente de vida que riega cada sentimiento en cada palabra...
Las palabras no llegan a ser suficientes según que momentos de la vida... aun estoy perdido entre tu mirada y la sonrisa en tu dulce rostro... reflejo de tu alma... la caricia de mi corazón...

Te imaginas... que este mundo fuera igual que nosotros, todos llenos de sentimientos, escribiendo Amor a todo aquello que se ve... se siente... seria un mundo perfecto.
No hay nada perfecto… eso es lo que decimos, salvo el Alma... ella volara en la distancia buscando destellos... fundiéndose en la penetrante mirada de tus ojos para llegar a tu corazón y dibujar en tus labios una tímida sonrisa guiando mi destino hacia Ti...

Alégrate de lo que te ha regalado la vida... puedes competir siempre... eres fuerte y cuando se activan las emociones se puede llegar muy arriba...

Con una de tus sonrisas... podrías hacer bajar la luna a tus pies... para darte su reflejo de la noche y besar a tu corazón...

Que ese cristal se vuelva duro como el diamante y tan transparente como el agua del manantial... así te veré siempre... una joya imposible de valorar por su gran belleza y porque simplemente hay magia en Ti...

La magnitud de la vida se basa en recibir la fuerza de tus pasiones y poderla consumir dentro de mi corazón para transformarla en mi eterna flor que un día vería nacer...

Deseo que me acompañes en el camino de mi vida... juntos somos un solo destello... la misma melodía... el mismo pensamiento... no nos hacen falta las palabras porque nuestras almas se han fundido...


Me gustaría volar para alcanzar esa estrella que siempre destella en la noche y me hace soñar... ¿Serás Tu?...